La preocupación principal de Carlos durante el inicio de su reinado fue la política exterior. The History Channel Iberia. La vida de Carlos I ha sido en numerosas ocasiones objeto de novelas y obras de teatro, así como de películas: Este aviso fue puesto el 4 de mayo de 2015. Aunque el rey hizo varias concesiones importantes, Carlos mejoró su propia posición militar asegurando el favor de los escoceses. Por lo que se refiere a la Cámara Alta, Carlos había rechazado conceder una escritura de emplazamiento -sin la cual nadie podía ser admitido en la Cámara de los Lores- a John Digby, I conde de Bristol. Inmediatamente, firmó sendas paces con Francia y España. Federico V, Elector Palatino, marido de su hermana Isabel, había perdido sus tierras hereditarias en el Palatinado a manos del emperador Fernando II de Habsburgo, comenzando la llamada Guerra de los Treinta Años, la cual originalmente era sólo una guerra para mantener la hegemonía de los Habsburgos católicos como reyes electos de Bohemia, aunque esto terminó convirtiéndose en una espiral sin control que acabaría en una guerra civil y confesional entre los protestantes y los católicos en Europa. Las funciones del arzobispo fueron transferidas a una comisión de obispos, encabezada por William Laud, el obispo de Bath y de Wells (luego obispo de Londres). Entonces instaló su corte en Oxford, desde donde tenía el control sobre el norte y el oeste de Inglaterra, mientras que el parlamento tenía el control de Londres y del sur y este del país. La Guerra Civil Inglesa comenzó el 25 de octubre de 1642 con la batalla de Edgehill -que quedó inconclusa- y continuó indecisamente entre 1643 y 1644, hasta que la batalla de Naseby inclinó el equilibrio militar de manera decisiva en favor del Parlamento. El impuesto de buque exigido en la tercera ordenanza de Carlos I, publicada en 1636, fue duramente debatida por la antigua prohibición de recoger el impuesto de buque durante tiempo de paz. Sin embargo, no fue nombrado príncipe de Gales y conde de Chester, los títulos habituales del heredero al trono inglés, hasta noviembre de 1616. Sin embargo, era pedante, desconfiado y muy mentiroso. Cuando la reina Isabel I murió en 1603y Jacobo VI fue proclamado rey de Inglaterra como Jacobo I, dejaron a Carlos en Escocia bajo el cuidado de enfermeras y criados porque se temía que el viaje dañara su frágil salud. Lo encarcelaron en Holdenby House en Northamptonshire, hasta que el corneta George Joyce lo llevó por la fuerza a Newmarket en nombre del Nuevo Ejército Modelo. El rey había presionado para la guerra con España, pero el ataque naval contra Cádiz terminó en una estrepitosa derrota para Carlos, causándole el descrédito ante sus súbditos. En la Paz de Berwick, Carlos acordó conceder a sus súbditos escoceses libertades civiles y eclesiásticas. A la muerte del rey en 1649 sus bienes se dispersaron; algunos cuadros de gran valor pasaron a manos de acreedores de la casa real, quienes los malvendieron en muchos casos para conseguir dinero en metálico. En enero de 1629, Carlos abrió la segunda sesión del Parlamento que había ordenado temporalmente clausurar en junio de 1628. La última de estas resoluciones declaró que cualquier persona que pagara el tonelaje o el peso no autorizado por el Parlamento "sería declarado un traidor de las libertades de Inglaterra, y enemigo de las mismas". Esta fue una de las muchas manifestaciones del descontento popular contra una monarquía absoluta que pretendió llevar Carlos I. El Parlamento se mostraba a favor de un ataque naval barato contra las colonias españolas en el Nuevo Mundo, esperando que la captura de las flotas españolas que llevaban los tesoros americanos podría financiar la guerra. Derrotaron a los ejércitos escoceses, sin embargo, unos meses más tarde, y la derrota final para Carlos llega en la batalla de Preston (17-19 de agosto de 1648). Las ordenanzas de Carlos fueron declaradas ilegales en las cortes en 1627; en respuesta, el rey depuso de su cargo y encarceló al Lord Jefe de Justicia, sir Ranulph Crewe, y designó a sir Nicolás Hyde en su lugar. Finalmente convino en el establecimiento oficial del presbiterianismo en Escocia; en contrapartida, podía alistar una considerable ayuda anti-parlamentaria. Aunque la resolución no fue aprobada formalmente, muchos miembros declararon su aprobación. Ya no era seguro que Carlos permaneciera en Londres, y decide marchar al norte a levantar un ejército contra el Parlamento; la reina, entretanto, parte al extranjero a recaudar dinero para poder pagar al ejército. Los presbiterianos finalmente llegaron a un acuerdo con el Parlamento y le entregaron a Carlos en 1647. Para mayor impopularidad, reintrodujo el impuesto feudal obsoleto conocido como Impuesto de los buques (en inglés shipmoney) aconsejado por su hábil político y ministro Thomas Wentworth, conde de Strafford. Al mismo tiempo, la reforma religiosa fue conducida por William Laud, elevado al rango de arzobispo de Canterbury en 1633. Las guerras de Carlos contra Francia habían estado menoscabando considerablemente sus arcas. Este animó al clero anglicano, que estaba en su nómina de pago, a que en sus sermones apoyara los préstamos y aconsejara la obediencia a todos los decretos reales. La monarquía fue abolida, y se estableció la República. EUROPA PRESS. El rey pidió el uso de un libro nuevo de oraciones bajo el modelo del inglés Libro de Oración Común, que, aunque fue apoyado por los obispos escoceses, fue rechazado por muchos escoceses presbiterianos, que vieron el libro nuevo como un vehículo para introducir el Anglicanismo en Escocia. Para someter a los escoceses, Carlos necesitó más dinero; por lo tanto, tomó la peligrosa medida de reunir al Parlamento en abril de 1640. Esta primera ordenanza de 1634, sin embargo, no animó mucha oposición en argumentos legales, como la causó una segunda ordenanza en el año 1635. De este modo, la Cámara de los Comunes esperaba tener una forma de menoscabar el poder del rey, forzándolo a buscar la renovación de la concesión cada año. Carlos era un abogado acérrimo del derecho divino de los reyes a gobernar. Política exterior: guerra contra España y Francia, Once años de tiranía: absolutismo en el trono inglés, El «Parlamento corto» y el «Parlamento largo», Asamblea General de la Iglesia de Escocia, Biografía oficial de la página de la Casa Real inglesa, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Carlos_I_de_Inglaterra&oldid=130994973, Reyes de Inglaterra de la casa de Estuardo, Sepultados en la Capilla de San Jorge (Castillo de Windsor), Wikipedia:Artículos que necesitan referencias, Wikipedia:Artículos buenos en la Wikipedia en italiano, Wikipedia:Artículos destacados en la Wikipedia en inglés, Wikipedia:Artículos con identificadores VIAF, Wikipedia:Artículos con identificadores ISNI, Wikipedia:Artículos con identificadores BNE, Wikipedia:Artículos con identificadores BNF, Wikipedia:Artículos con identificadores CANTIC, Wikipedia:Artículos con identificadores GND, Wikipedia:Artículos con identificadores LCCN, Wikipedia:Artículos con identificadores NLA, Wikipedia:Artículos con identificadores SNAC, Wikipedia:Artículos con identificadores ULAN, Wikipedia:Artículos con identificadores BIBSYS, Wikipedia:Artículos con identificadores UB, Wikipedia:Artículos con identificadores Open Library, Wikipedia:Artículos con identificadores PARES, Wikipedia:Artículos con identificadores RKDartists, Wikipedia:Artículos con identificadores Proyecto Gutenberg autor, Wikipedia:Control de autoridades con 21 elementos, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0, 27 de marzo de 1625 - 30 de enero de 1649. Accedió en autorizar las ejecuciones de Thomas Wentworth y luego la de William Laud (10 de enero de 1645). Al llegar a adulto medía 1 m y 62 cm. Carlos Estuardo nació en el palacio de Dunfermline, el 19 de noviembre de 1600, siendo el segundo hijo varón de los nueve vástagos de Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra y Ana de Dinamarca. Las arcas del tesoro, mientras tanto, continuaban disminuyendo. El pueblo siguió atentamente el juicio y la sentencia final despertó nuevos odios contra la Corona, que violaba sin miramientos la Carta Magna y la Declaración de Derechos. Carlos entró en la Cámara de los Comunes con una fuerza armada el 4 de enero de 1642, pero encontró que sus opositores ya se habían escapado. Una conocida anécdota de su decapitación cuenta que cuando fue llevado a ejecutar, por tradición se le concedió un último deseo, a lo que él pidió llevar dos camisas. Entretanto, Carlos I todavía tuvo que adquirir fondos para mantener sus arcas y solucionar el déficit monetario. Hubo una amplia oposición a muchas de sus acciones, especialmente la creación de impuestos sin el consentimiento del Parlamento. Carlos fue forzado a una concesión tras otra. Muchos de sus súbditos pensaron que con estos cambios el Anglicanismo se acercaba demasiado al catolicismo. "; aunque la cabeza de Carlos fue exhibida, no se usaron estas palabras. Entre enero y abril de 2018, la Royal Academy of Arts de Londres reunió parte de la antigua colección del rey en una exposición (Carlos I: rey y coleccionista) calificada de irrepetible, con préstamos del Louvre de París, Prado, Mauritshuis de La Haya...[1]​. Varias cortes europeas, como las de Madrid y París, mantuvieron a embajadores y emisarios en Londres al tanto de los bienes reales que iban saliendo al mercado y pugnaron entre sí para conseguir los mejores. Carlos I enriqueció su colección con más incorporaciones: recibió como obsequio del ayuntamiento de Núremberg el famoso Autorretrato de Durero (Museo del Prado) y sumó los Cartones de Rafael, modelos para una mítica serie de tapices de la Capilla Sixtina. La ceremonia formal, con ambos presentes, se llevó a cabo en la iglesia de Santa Agustina, en Canterbury, el 13 de junio de 1625. El humillante tratado de Ripon, firmado después de la Segunda Guerra de los Obispos en octubre de 1640, requirió al rey pagar los costos del ejército escocés contra el que acababa de luchar. De hecho, los colonialistas americanos repetirían los mismos cargos de tiranía (impuestos sin la representación; privación del derecho de ley común; uso de varias torturas, etc.) Cuando Enrique murió de tifus en 1612, Carlos se convirtió en el heredero del trono y fue nombrado duque de Cornualles. Para evitar que el rey lo volviera a disolver a su entera voluntad, el Parlamento aprobó el Acto Trienal, al que le fue concedido el asentimiento real en febrero de 1641. Las disputas con respecto a la interpretación del tratado de la paz entre Carlos y la iglesia de Escocia condujeron nuevamente a otro conflicto. Al año siguiente, el duque de Buckingham condujo una expedición para ayudar a los protestantes franceses (hugonotes) perseguidos por su rey en la localidad de La Rochelle, pero fracasó estrepitosamente, aumentando su impopularidad. Por otra parte, Inglaterra comienza una guerra contra Francia, mientras que todavía continuaba su guerra anterior contra España. Los miembros conservadores de la Cámara de los Comunes defendían al rey, la Iglesia y el gobierno parlamentario contra innovaciones determinadas innovaciones en la religión y la tiranía de los cortesanos de Carlos. Por ejemplo, Carlos no pudo oponerse a las demandas para la ejecución de su consejero Thomas Wentworth, conde de Strafford, (12 de mayo de 1641). Esta página se editó por última vez el 17 nov 2020 a las 07:28. Laud procuró asegurar uniformidad religiosa despidiendo al clero no conformista y clausurando organizaciones puritanas, de tal modo que estaba violando la libertad de conciencia del hombre libre y común. El enlace nunca se celebró debido a que la corona española exigía la conversión del príncipe de Gales al catolicismo. Su esposa lo persuadió para que arrestara a cinco miembros de la Cámara de los Comunes que eran los líderes de la facción de anti-Estuardo bajo el cargo de alta traición, pero, cuando el rey ya había tomado su decisión, ella incurrió en el error de informar a un amigo que a su vez alertó al Parlamento. El primer parlamento de Carlos fue disuelto en agosto de 1625. Carlos Estuardo nació en el palacio de Dunfermline, el 19 de noviembre de 1600, siendo el segundo hijo varón de los nueve vástagos de Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra y Ana de Dinamarca. Segundo hijo de Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, accedió al trono en 1625.Casó con la princesa francesa y católica Enriqueta María. La tensión se vio aumentada cuando los irlandeses se rebelaron contra el dominio inglés protestante y los rumores de la complicidad de Carlos llegaron al Parlamento. Las controversias con el Parlamento inglés se recrudecían para el rey. El rey Jacobo I muere el 27 de marzo de 1625, subiendo entonces Carlos al trono como Carlos I; el 1 de mayo se casó por poderes con Enriqueta María de Francia, que aún estaba en París. El juicio del rey (bajo los cargos de alta traición y de "otros altos crímenes") comenzó el 2 de enero, pues Carlos había rechazado elevar una súplica, alegando que ninguna corte tenía jurisdicción sobre un monarca. Exigió la discusión de varios abusos de poder durante su gobierno personal. Para mantener a sus enemigos fuera del Parlamento, Carlos los designó sheriffes; como oficiales de la Corona, quedaban inmediatamente descalificados para el servicio en la Cámara de los Comunes. Los once años siguientes, durante los cuales Carlos gobernó sin un Parlamento, son conocidos como los Once años de Tiranía o Ley personal. Además, fue forzado a declarar que el dinero de buque y otros impuestos eran ilegales, y las odiadas Cortes de la Silla de Estrella y de la Alta Comisión fueron suprimidas. Le persuadieron de que sería mejor para él escapar -quizás al extranjero, a Francia donde se encontraba su mujer, o quizás bajo la custodia de Robert Hammond, gobernador parlamentario de la isla de Wight-. Finalmente… Para castigar a los que rechazaron conformarse con las normas religiosas establecidas por la iglesia de Inglaterra utilizó las más temidas y arbitrarias cortes del reino, la Corte de la Comisión Suprema y la Corte de la Cámara estrellada. CARLOS I, rey de Inglaterra y de Escocia (1600-1649; 1625-1649) [Dunfermline (Escocia)-Londres].Hijo de Jacobo I y de Ana de Dinamarca, fue duque de Albany hasta la muerte de su hermano Enrique, a quien sucedió como príncipe de Gales (1616). Durante la década siguiente la superioridad de la Corona parecía indiscutible, pero pronto los hechos darían un giro inesperado. Aprobó la Petición de Derechos, en la cual intentó que se pagaran los préstamos forzados, acabar con las detenciones arbitrarias, el encarcelamiento sin proceso, y la creación de impuestos sin consentimiento parlamentario. En 1639, cuando explotó la Primera Guerra de los Obispos, intentó recaudar impuestos de sus súbditos, pero ellos rechazaron dar más dinero. En un panfleto, Montagu discutió en contra de las enseñanzas de Juan Calvino, atrayéndose inmediatamente el desprestigio entre los puritanos. Varios factores tanto políticos como socioeconómicos condujeron a su colapso final, una vez fallecido Cromwell. Recurrió entonces a un olvidado estatuto feudal decretado en 1278, requiriendo a cualquier persona que ganara el 40% o más cada año al presente desde la coronación del rey, para formar parte del ejército real como caballero. Inglaterra se vio inmersa en la dinámica de una guerra de religión que desembocó en dos guerras civiles y terminó engullendo a la corona. Carlos I de Inglaterra (Dunfermline, Gran Bretaña, 1600 - Whitehall, id., 1649) Rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda. La disolución del Parlamento por su sucesor, el rey Carlos I, en 1629 fue un paso más hacia una crisis constitucional que marcaría para siempre la historia de Inglaterra. En el ámbito de las artes, Carlos I ostenta un papel clave como uno de los mayores coleccionistas de pintura en Europa, con quien apenas podía rivalizar Felipe IV de España. Carlos no estaba tan bien visto como su hermano mayor, Enrique Federico, Príncipe de Gales. Aunque no se pudo obtener ninguna autoridad parlamentaria para la recaudación del tonelaje y del peso, Carlos continuó tomando los derechos aduaneros de todos modos. En vez de eso, los miembros de la Cámara de los Comunes comenzaron a expresar su oposición al impuesto del tonelaje y del peso sin consentimiento parlamentario. En Madrid el rey Felipe IV los obsequió con numerosos ejemplares de caballos de raza española, lo que más adelante contribuyó a que en Inglaterra surgiesen los purasangre. Finalmente, hizo el viaje a Inglaterra en julio de 1604 y fue puesto posteriormente a cargo de Lady Carey, que le enseñó a caminar y hablar. Aunque la operación supuso un quebranto para el patrimonio artístico italiano, fue indirectamente positiva para las propias pinturas, pues se libraron del saqueo que sufrió la colección de los Gonzaga en 1630. En un gesto sin precedentes, uno de los líderes revolucionarios, Oliver Cromwell, permitió que la cabeza del rey fuera cosida a su cuerpo para que de esta forma su familia pudiera rendirle sus respetos. Durante la década siguiente la superioridad de la Corona parecía indiscutible, pero pronto los hechos darían un giro inesperado. Aunque se oponía inicialmente a la petición, Carlos le concedió su asentimiento en junio, después de asegurarse de que sus jueces no lo interpretarían en un sentido contrario a sus deseos. Línea de sucesión al trono británica: ¿quién sucederá a Isabel II de Inglaterra? Carlos tomó la inusual medida de convocar el Magnum concilium, el antiguo consejo de todos los pares del reino, que eran considerados los consejeros hereditarios del rey. El 2 de febrero de 1626, Carlos fue coronado en la abadía de Westminster, pero sin su esposa a su lado, para evitar la controversia. Él también exigió que sus súbditos le concedieran "préstamos", que no tenía ninguna intención de pagar después. Durante una semana, pidieron tres veces a Carlos que solicitara la súplica, pero él lo rechazó en todas las ocasiones. Mientras que el Parlamento estaba tomando fuerza rápidamente, fue disuelto en mayo de 1640, menos de un mes después de que fuera convocado; así, este parlamento fue conocido como el "Parlamento corto". Un noble llamado John Hampden, se negó a pagarlo, pero fue sometido a proceso y condenado a la confiscación de sus bienes (1637). Su hermana Isabel se casó en 1613 con Federico V, elector palatino, lo que dejaba a Carlos virtualmente como único hijo. La disolución del Parlamento por su sucesor, el rey Carlos I, en 1629 fue un paso más hacia una crisis constitucional que marcaría para siempre la historia de Inglaterra. Hammond, sin embargo, traicionó al rey, y lo confinó en el castillo de Carisbrooke. Era una buena unión, puesto que ella era la hija del anterior rey francés Enrique IV y la hermana del rey actual Luis XIII. La Cámara de los Comunes intentó acusarlo de alta traición, y amenazó con retrasar todos los votos en el asunto de los impuestos hasta que la Cámara de los Lores lo encontrara culpable. Finalmente, el Parlamento acordó conceder a Carlos los subsidios que deseaba, y poco después el monarca ordenó un receso temporal en sus funciones. En aquel momento, la suspicacia mutua se había desatado entre el Nuevo Ejército Modelo y el Parlamento, y Carlos estaba impaciente de explotarla a su favor. Tras el complicado reinado de Jacobo I el delicado equilibrio político entre Parlamento y Corona característico de la Monarquía inglesa comenzó a verse seriamente comprometido. Iba a ser decapitado una mañana de enero fría, lo que justificó su petición "Es que allí fuera estarán todos mis enemigos y no quiero que me vean temblando ni siquiera de frío". El 30 de enero de 1649, ante el escándalo de toda Europa, Carlos I fue decapitado proclamándose la única república que ha conocido hasta hoy Inglaterra. El hijo del rey, el futuro Carlos II, planeó más adelante un mausoleo real, pero este nunca llegó a realizarse. Autor: Alfonso Corral Castanedo Carlos I de Inglaterra. Aviso Legal | La Cámara de los Comunes entonces amenazó con acusar a la reina católica, Enriqueta María de Francia, lo que finalmente obligó al rey a tomar una acción desesperada. En una ordenanza publicada en 1634 pidió la recaudación del impuesto de buque en tiempos de paz, a pesar de que los estatutos de Eduardo I y de Eduardo III habían prohibido tal impuesto excepto durante las guerras. Carlos multó (con ello obtuvo los ansiados fondos) a todos los individuos que no pudieron ni cumplieron con el estatuto desde su coronación en 1626. Muchos de los jueces procuraron oponerse al pago, pero Carlos I, que tenía en sus manos sus arrendamientos, dependió de su "buen parecer" y declararon que el impuesto estaba dentro de la prerrogativa del rey.
Samsung Watch Gear S3 Frontier, Las Drogas En La Historia Humana, Bocina Master Sound 8 Pulgadas, Que Animales Se Comen A Los Saltamontes, Libros Rusos De Ajedrez Pdf, Banco Azteca En Línea,